Chocolat, un dulce emprendimiento

Emprendedora: Ljubica Sukno García, Chef pastelera

Descripción del emprendimiento:

Chocolat comenzó hace tres años, como una pastelería de barrio en Antofagasta. En los inicios, su fundadora trabaja sólo con una ayudante de cocina. En aquel entonces, el negocio estaba ubicado al fondo de un boulevard, siendo los primeros clientes los vecinos del sector.

De a poco, el boca a boca se convirtió en la mejor publicidad, lo que les permitió ir creciendo y de una pastelería pequeña, convertirse en una cafetería y pastelería, con servicio para casi 70 personas, en un nuevo local, emplazado en el sector Brasil, uno de los mejores barrios de Antofagasta. Así, lo que partió como un hobby se transformó en un negocio familiar.

 

Clave para el éxito:

La apuesta en estos años ha sido tener un producto de calidad, con los mejores ingredientes y recetas caseras, lo que le ha permitido lograr un camino exitoso. Pero además, tal como lo cuenta su dueña, también el poner corazón y pasión al negocio, focalizando el esfuerzo en las necesidades de los clientes. Estos ingredientes han permitido que el negocio tenga futuro y sea rentable, transformándose en una receta con buenos resultados.

En este camino, Chocolat ha recibido permanente apoyo de entidades como Corfo y Sercotec, logrando adjudicarse tres fondos de distintos tipos, que le han permitido potenciar y mejorar el emprendimiento, logrando proyectar el negocio.

 

Los pasos futuros:

En la actualidad, Chocolat está conformado por un equipo de casi 30 personas, que atienden la cafetería a partir de las 8.15 horas en la mañana, con el servicio de desayunos, y una oferta de más de 40 productos.

El desafío es potenciar el horario de almuerzo. Es así que ya está trabajando en una carta con productos salados, que permita potenciar las necesidades de los clientes ya no sólo en las mañanas o tardes. El objetivo entonces es alcanzar un movimiento similar al que se produce a la hora del desayuno o de la once, un camino que -tal como lo reconoce su dueña- es un trabajo arduo, no exento de problemas a diario.

Sin embargo, como bien lo comenta, la pasión está y el compromiso porque Chocolat entregue felicidad a las personas que a diario concurren.

Ljubica Sueno García, emprendedora pastelera.

Ljubica Sueno García, emprendedora pastelera.

 

PUBLICACIONES SIMILARES

Deja un comentario