Justicia condena a Banco de Chile a indemnizar a consumidor por fraude bancario

TRAS CONFIRMAR FALLO DE PRIMERA INSTANCIA, LA CORTE DE APELACIONES DE ANTOFAGASTA CONDENÓ A BANCO DE CHILE A PAGAR INDEMNIZACIÓN DE 1,2 MILLONES DE PESOS POR DAÑO MORAL, Y LA RESTITUCIÓN DEL DINERO SUSTRAÍDO, ADEMÁS DE UNA MULTA DE 30 UTM POR INFRINGIR LA LEY

 

Antofagasta.- La Corte de Apelaciones de la ciudad de Antofagasta, tras confirmar fallo de primera instancia, condenó a Banco de Chile al pago de una indemnización por la suma de $1.200.000, a título de daño moral y la restitución de $1.200.000 por el dinero sustraído desde su cuenta corriente, en total $2.400.000 en favor de un consumidor que sufrió fraude bancario.

Los hechos ocurrieron el 4 de abril del año 2017, cuando el consumidor publicó un aviso de venta de un producto en internet. Un supuesto comprador le solicita sus datos (nombre, n° de cuenta corriente, rut, correo electrónico) para la transferencia.

Horas después, el consumidor recibe una nueva llamada del supuesto comprador, indicándole que realizó la operación bancaria, pero que le depositó 600 mil pesos extra, lo cuales les pide devolver. El consumidor, a través de la página web del banco, confirmó dicho depósito extra y accedió a devolver el dinero a una cuenta del Banco Estado.

Minutos después, la misma persona, le informa que el depositó rebotó, y si le puede volver a re-depositar, los 600 mil pesos. El consumidor nuevamente revisa la página y efectivamente tenía ese dinero, por lo que volvió a realizar la transferencia.

Posteriormente, el consumidor, al revisar su estado de cuenta, se percató que su línea de crédito fue alterada.

Lo que finalmente ocurrió, fue que el supuesto comprador utilizó el nombre y número de cuenta del consumidor para transferir el dinero desde su línea de crédito a su cuenta corriente, vía telefónica con el banco y sin que el ejecutivo financiero exigiera una clave de seguridad.

Pero, además, los movimientos financieros en su cuenta, no fueron informados por mensaje de texto, correo electrónico o llamado a su celular notificando al consumidor de la operación.

El afectado denunció el hecho al banco, envió una carta para hacer efectivo el seguro ante fraudes bancarios, pero la institución financiera no entregó una solución.

El consumidor interpuso un reclamo en el SERNAC de Antofagasta, instancia donde nuevamente el banco rechazó el reclamo.

Tras ello, la Dirección Regional de SERNAC interpuso denuncia en el Primer Juzgado de Policía Local de Antofagasta, instancia donde el consumidor se hizo parte, además, de interponer una demanda civil por daños y perjuicios.

La institución financiera solicitó el rechazo de la denuncia argumentado, que las transacciones fueron válidamente realizadas, sin detectar indicios de vulneración, siendo responsabilidad del consumidor el uso de la cuenta.

Tras analizar los antecedentes, el tribunal de primera instancia condenó a Banco de Chile, por vulnerar la Ley 19.496 sobre Protección de los Derechos de los Consumidores, en relación a la seguridad en el consumo, el derecho a la reparación e indemnización adecuada y por actuar de forma negligente, causando menoscabo al consumidor debido a fallas o deficiencias en el servicio.

Para el Director Regional del SERNAC, Marcelo Miranda, “el fallo confirma el derecho de los consumidores a servicios seguros, y la obligación de las empresas de resguardar el patrimonio que sus clientes les confían tomando todas las medidas necesarias. Si no cumplen ese deber, las instituciones financieras tienen que responder, existan o no seguros involucrados”.

La Corte de Apelaciones de Antofagasta, condenó finalmente a la entidad, al pago de $1.200.000 de reparación por el daño moral sufrido por el consumidor, a la restitución de $1.200.000 lo que equivale a los montos sustraídos y al pago de una multa por la suma de 30 UTM (alrededor de $1.450.000) por haber infringido la normativa legal.

 

PUBLICACIONES SIMILARES

Deja un comentario