Crowdfunding: Pasión de Multitudes

EN ESTA COLUMNA, EL DIRECTOR DE USQAI UCN, NICOLÁS ROJAS, ENTREGA SU MIRADA RESPECTO DEL CROWDFUNDING Y ESTA FORMA DE FINANCIAMIENTO PARA EMPRENDEDORES

Por Nicolás Rojas B., Director USQAI Universidad Católica del Norte

Hace poco más de 100 años, en Nueva York, los artistas de Broadway pasaban por un problema grave para financiar sus obras: existía el entusiasmo y la esperanza de que un buen espectáculo traería ganancias, pero no tenían cómo financiar todo el inicio de la campaña (arriendo de los teatros, vestuario, entre otras).

Tras la necesidad, surgió la figura del inversionista ángel, una persona dispuesta a asumir los riesgos en conjunto con los artistas, con la promesa de compartir las ganancias en el caso de que haya éxito.

Prácticamente al mismo tiempo, esa misma ciudad recibía la Estatua de la Libertad. Sin embargo, al igual que los artistas, había un problema: no existían los recursos para financiar la base de la estatua. ¿La solución? A diferencia de los de Broadway, que apostaron por buscar a una persona que los financie, en este caso apostaron por la multitud, donde muchas personas aportaron poco dinero, pero que, en la suma, alcanzó para la base de la estatua.

Así como la inversión ángel, el Crowdfunding (financiamiento compartido) también es un regalo que el mundo del emprendimiento recibió desde el arte. Hoy, ambas fuentes de financiamiento son claves en una etapa donde pocos quieren hacer apuestas, ya sea porque son riesgosas, inciertas o simplemente porque no creen que los emprendedores harán lo comprometido.

La lógica de las multitudes

Concretamente, el Crowdfunding funciona de varias maneras, todas a través de una plataforma web. La más tradicional es básicamente lo que hace la Teletón cada año: una campaña fuerte (que generalmente dura un mes) para reunir dinero para realizar obras de beneficencia, financiar a artistas o empresas emergentes; donde la gente dona dinero para materializar lo comprometido.

Pero esa no es la única manera. También, y así como algunas personas compran un departamento “en verde”, a través de estas plataformas podemos comprar productos que aún no salen al mercado, a precios preferentes y, al mismo tiempo, entregando flujo efectivo a los emprendedores para que puedan producir (desde comprar insumos hasta poner una fábrica) y luego entregar el producto en el tiempo comprometido.

De esta forma no tradicional de financiamiento, han surgido otras nuevas, todas con la misma lógica de multitudes (por eso conservan la misma raíz: “Crowd” [multitud]); como el Crowdequity y el Crowdsourcing. El primero de ellos es una inversión, pues las personas que entregan su dinero esperan un retorno, tal como ocurre cuando alguien compra acciones de alguna sociedad anónima.

Por otro lado, el Crowdsourcing toma todos los elementos del Crowdfunding, pero además de donar dinero las personas podemos donar nuestro tiempo y nuestras redes de contacto. Por ejemplo, un emprendedor que está en el rubro de las ERNC podría recibir como aporte una reunión con un especialista en estas tecnologías, o con una persona que tenga conocimientos profundos sobre este tipo de mercados. ¿Y cómo donar redes? Si no soy yo el experto, pero sí lo es una persona que yo conozco, puedo donar a los emprendedores ese contacto (o también puedo donar el contacto de un posible cliente).

Confianza, la clave de todo

Estos tipos de financiamiento no tradicional han crecido tímidamente en América Latina. ¿Las razones? Diversas, pero entre las más importantes destaca la falta de confianza que tenemos en las personas.

Desde ahí surge una oportunidad importante, pues las universidades cuentan con credibilidad frente a la ciudadanía (Cadem 2019), y somos los llamados a detectar este tipo de brechas y poner nuestras capacidades a disposición de las demás personas.

De esta forma, la invitación es primero a conocer este tipo de financiamiento, existen diversas plataformas en internet donde podemos “vitrinear”, entender y luego aportar desde las posibilidades de cada persona.

Bibliografía:

Stickney, A, Severson, T. Crowdfunding in a university setting. Vermont Center of Emergin Technologies. Marzo 2013.

PUBLICACIONES SIMILARES

Deja un comentario