Agenda Social: Aumentan autorizaciones para captura de jibia en Antofagasta

EN VIRTUD DE ESTA AGENDA SOCIAL PARA LA PESCA ARTESANAL, LOS PESCADORES ACCEDERÁN DESDE UN BONO SOLIDARIO HASTA LA APERTURA DE UN REGISTRO PARA INGRESO DE NUEVOS TRIPULANTES

Antofagasta.- Un nuevo paquete de medidas dirigidas al mundo de la pesca artesanal, informó el gobierno.

La iniciativa considera nueve acciones que irán en beneficio directo de quienes integran el rubro artesanal: desde un bono solidario que favorecerá a más de 5 mil pescadores y pescadoras, hasta la apertura de un registro (RPA) que permitirá el ingreso de nuevos tripulantes a la actividad. Todas las medidas estarán iniciadas o ejecutadas al 31 de diciembre de 2019.

El bono solidario -de hasta $250 mil- beneficiará a pescadores de 65 años o más, y a pescadoras de 45 años o más, que cumplan requisitos vinculados con al RPA de pescadores propiamente tales.

En el caso de la Región de Antofagasta, unos 150 pescadores (hombres y mujeres) recibirán el bono.

El Seremi de Economía comentó además de este bono sobre, “la apertura del Registro Pesquero Artesanal (RPA) en la categoría de pescador propiamente tal, en tanto, permitirá la entrada de tripulantes artesanales a la actividad, en pesquerías que hoy están cerradas por encontrarse sanas (en plena explotación). Así, aumentará el número de personas habilitadas para operar como tripulantes artesanales, pero no la cantidad de embarcaciones que desarrollan tareas extractivas, lo que repercutirá positivamente en la sustentabilidad de los recursos”.

Se considera, además, la apertura parcial del RPA para que más embarcaciones artesanales puedan capturar jibia, conforme a una serie de requisitos. En una primera fase, la medida se adoptará para dos regiones: Antofagasta y Atacama.

En los próximos seis meses, además, el Gobierno inaugurará 10 plantas desalinizadoras que entregarán agua a diversas caletas de pescadores.

La agenda considera igualmente renovar los equipos de trabajo a mil mujeres algueras, quienes generalmente desarrollan sus tareas en condiciones precarias.

Se dispondrá, además, un Fondo extraordinario para pequeños acuicultores en áreas de manejo (AMERBS). Productores de choritos, algas o piscicultores menores podrán optar a este financiamiento.

Se destinarán también recursos para que organizaciones artesanales financien estudios de factibilidad y prefactibilidad de plantas de proceso y salas de comercialización en caletas. Instalaciones de este tipo permiten a los pescadores agregar valor a su trabajo y diversificarse productivamente.

Otra iniciativa se relaciona con la creación de la Escuela del Pescador: un programa permanente de capacitación gratuita para quienes se desempeñen en el sector pesquero artesanal.

La agenda prevé asimismo aplicar un programa de promoción de consumo de productos de mar, que pondrá sobre relieve el trabajo del sector artesanal y la oferta gastronómica y turística de las caletas, con los consiguientes beneficios para los pescadores.

Deja un comentario